Gruma, de Juan González Moreno, pionera en la globalización de la industria mexicana

Publicado el por ops1

ArtuqjeghgLTCrPJ-dpMAclEs76EaP9M2WciAndl_4Xn
Hace 43 años la industria de alimentos procesados mexicana inició su camino a la globalización de la mano de la firma regiomontana Gruma, que preside Juan González Moreno.

Años más tarde, a la productora de harina de maíz y de tortilla, que comenzó su expansión internacional en 1973 en Costa Rica, le siguieron otras empresas como Bimbo, Grupo Herdez, Bachoco, La Costeña o Lala, que hoy colocan a México entre los primeros ocho productores de alimentos industrializados a escala mundial detrás de Estados Unidos, China, Japón, Brasil y Alemania.

La estrategia de Gruma fue replicada por otras empresas, no sólo en su intención de comenzar a operar desde otros países, sino en su modelo de negocios basado en el aprovechamiento de coyunturas internacionales, adquisiciones de negocios similares en otros países y un manejo financiero prudente.

Según Laura Martínez, de Standard Poor’s, la globalización y el éxito obtenido por Gruma y el resto de las empresas mexicanas globales, se debe a una estrategia centrada en evitar altos niveles de apalancamiento, aun cuando realizan constantes inversiones en el extranjero.

En este sentido, vale señalar que sólo en el primer trimestre de este año Gruma realizó inversiones de capital por 51 millones de dólares, los cuales se utilizaron en Estados Unidos para la construcción de su nueva planta de tortilla en Dallas, la ampliación de capacidad y mejoras técnicas en otras unidades.

Parte de estos recursos también fueron utilizados para para la expansión de capacidad en las plantas de Italia, Gran Bretaña, España, Ucrania y Rusia, así como para mejoras técnicas en sus plantas de México.

Si bien la deuda de Gruma en el primer trimestre de 2016 se ubicó en 729 millones de dólares, lo que representa una razón deuda Bruta-EBITDA de 1.3 veces; es de resaltar que durante los últimos cuatro años la compañía ha implementado una política de reducción de pasivos, que se ha reflejado en una mayor solidez financiera.

Prueba de ello es el incremento en sus calificaciones de riesgo crediticio por parte de Standard & Poor’s a “BBB” desde “BBB-” con perspectiva estable.

Ello, ha llevado a Gruma a consolidarse como un referente global de la industria de alimentos procesados de México y como una de las principales protagonistas de este sector, según una publicación de Forbes que enlista a “las 10 empresas mexicanas que devoran al mundo”.

La publicación resalta que entre las diferentes industrias mexicanas, la de alimentos procesados es la de mayor presencia global; y de este sector uno de los principales referentes es Gruma, considerado líder mundial en producción de harina de maíz y de tortilla, con 79 plantas distribuidas en 18 países y presencia en más de 200 geografías a través de sus marcas.

Asimismo detalla que, el consumo de alimentos en el mundo sigue en aumento con un crecimiento promedio anual estimado de 7.6 por ciento de aquí a 2020; por lo que las perspectivas para Gruma, que obtiene el 70 por ciento de sus ingresos del extranjero, son favorables.


Comments

comments