Gruma, de Juan González Moreno, entre las empresas más sustentables de México

Publicado el por ops1

ArtuqjeghgLTCrPJ-dpMAclEs76EaP9M2WciAndl_4Xn
Para el 97 por ciento de las empresas mexicanas, el tema de la sustentabilidad va más allá del cuidado del medio ambiente y considera que este tema debería estar considerado en su estrategia de negocios; no obstante, muy pocas empresas son las que han logrado implementar estrategias que además del cuidado ambiental les genere un incremento en su rentabilidad, reveló la Encuesta de Desarrollo Sostenible en México, elaborada por la consultora KPMG.

Una de las firmas que desde el inicio de sus operaciones ha incorporado la sustentabilidad y el compromiso con la sociedad en su estrategia de negocios es Gruma, que preside Juan González Moreno, posicionándose como una de las empresas mexicanas más sustentables, no sólo en México, sino en todos los países donde opera.

De acuerdo con Jesús González, socio líder de Asesoría en Desarrollo Sostenible de KPMG en México “cada vez es mayor el número de empresas medianas y grandes que consideran la sostenibilidad un tema estratégico, inherente a los procesos de negocio y necesario para la supervivencia y creación de valor y riqueza a largo plazo”; no obstante, sólo el 23 por ciento de las empresas en el país conocen la Ley General de Cambio Climático, cuyo reglamento fue publicado en 2014.

En esta legislación se incluyen instrumentos como la Evaluación del Impacto Social (EIS), que quedó plasmada tanto en la Ley de Hidrocarburos (LH) como en la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), producto de la reforma energética, que permite a las empresas tener mediciones claras sobre eficiencia energética y tener parámetros para reducir sus emisiones contaminantes.

Además, la Ley General de Cambio Climático contempla el Registro Nacional de Emisiones, mismo que deben cumplir empresas de los sectores y subsectores de energía, industria, transporte, agropecuario, residuos, comercio y servicios que excedan la emisión de 25 mil toneladas de CO2 y que obliga a monitorear y reportar sus emisiones de gases o compuestos de efecto invernadero.

En este sentido, vale recalcar que Gruma, empresa líder en producción de harina de maíz y de tortillas a nivel mundial, ha desarrollado tecnología propia para reducir las emisiones de partículas al ambiente y así contribuir a conservar una atmósfera más limpia.

“La tecnología Gruma, por el ahorro de combustible en proceso de cocimiento de maíz, reduce las emisiones de efecto invernadero a la atmósfera equivalentes a 133 millones de kilos de bióxido de carbono (CO2) que se equipara a las producidas por 51 mil vehículos nuevos en circulación, durante dos horas diarias por un año a una velocidad de 80 kilómetros por hora”, explica la empresa en uno de sus reportes anuales.

Además, señala que actualmente la firma monitorea las emisiones de gases para cumplir con las normas en materia de emisiones en todas las unidades de producción con que cuenta en diferentes regiones el mundo.


Comments

comments