Entrevista con González Anaya

Publicado el por ops5

Afirma su director que aplazarán inversiones en aguas profundas; recortará 100 mil barriles de petróleo diarios.

anuncia-pena-nieto-cambios-en-su-gabinete-1

CIUDAD DE MÉXICO

Petróleos Mexicanos tiene un problema de liquidez y no de solvencia, afirmó su director José Antonio González Anaya.

Admitió que “está enfrentando problemas”, pues está en medio de su peor crisis financiera y de producción, por lo que se harán los ajustes necesarios —como el recorte de 100 mil millones de pesos a su presupuesto—  acordes con la realidad del mercado.

Aun cuando su nuevo plan contempla dejar de lado la explotación de proyectos con costos superiores a 25 dólares por barril, no devolverá áreas petroleras que le fueron asignadas en la Ronda Cero.

Las áreas de exploración y producción se verán afectadas y se reducirán las inversiones en aguas profundas, lo que generará una disminución de 100 mil barriles diarios de petróleo.

EL OBJETIVO, SER UNA EMPRESA RENTABLE

Ante el impacto por los bajos precios del petróleo y el nuevo entorno del mercado energético nacional, Petróleos Mexicanos se ha visto obligada a ajustarse para alcanzar la meta de ser una empresa rentable.

José Antonio González Anaya, director general de Pemex, en entrevista conExcélsior, reconoció que la petrolera “está enfrentando problemas”, pues se encuentra en medio de su peor crisis financiera y de producción, por lo que se harán los ajustes necesarios y acordes a la nueva realidad del mercado energético.

“Estamos en una situación difícil, sobre todo de liquidez en el corto plazo, que nos está forzando a tomar decisiones importantes y difíciles, pero en el largo plazo, si hacemos los pasos adecuados, la empresa debe tener solvencia”.

Actualmente, el comportamiento negativo del mercado petrolero ha provocado que Pemex registre las peores pérdidas financieras de su historia, con una caída en los niveles de producción de crudo, lo cual se suma al recorte de 100 mil millones de pesos a su presupuesto para este 2016.

anaya_1_010316

Según el funcionario, con los cambios que contemplan el desarrollo sólo de proyectos rentables, aplazamiento de inversiones y reducción de gastos de administración, le permitirán a la compañía cumplir con sus obligaciones laborales y principalmente con las financieras, ya que su nivel de deuda es alarmante, siendo este uno de los motivos por los cuales se registró una baja en su calificación crediticia, riesgo que aún permanece latente si no se logran resultados positivos en el corto plazo.

Fuente: Excelsior.


Comments

comments