Tres años de prisión por jugar Pokemon Go en una iglesia

Publicado el por ops2

Un bloguero ruso fue sentenciado a tres años y medio de prisión en suspenso luego de que subiera a internet un video donde se le veía jugando Pokemon Go en una iglesia, algo considerado ilegal en el país.

Un tribunal de la ciudad de Ekaterimburgo, en el centro-sur de Rusia, encontró a Ruslan Sokolovsky, de 22 años, culpable de los cargos de “insultar a los feligreses” e “incitar al odio”.

Durante el juicio, Sokolovsky se declaró inocente.

El joven se filmó mientras se divertía con el popular juego de realidad aumentada en el principal templo de la iglesia ortodoxa rusa en Ekaterimburgo.

Y a pesar de que le advirtieron que su acto podía tener consecuencias jurídicas, subió el video a internet.

Poco después fue arrestado por la policía.

Sokolovsky también fue hallado culpable de “tráfico ilegal de un equipo tecnológico especial”, luego de que las autoridades encontraran un lapicero con una cámara incorporada durante un allanamiento a su vivienda.

Tras el veredicto, el joven se mostró aliviado por el hecho de que le dieron una pena de cárcel en suspenso.

“Sin el apoyo de la prensa, me hubieran recluido de verdad en una prisión”, comentó.

La iglesia donde Sokolovsky filmó el video fue construida en honor al zar Nicolás II.

Según los corresponsales de la BBC en Moscú, la justicia rusa suele ser dura a la hora de condenar actos que considera insultantes contra templos y los símbolos religiosos.

En 2012, dos jóvenes integrantes del grupo Pussy Riot fueron condenadas a dos años de prisión bajo el cargo de incitación al odio por realizar una presentación en una iglesia.

 


Comments

comments